La Opinión – A Coruña

Un centenar de vecinos participa en el programa de compostaje de Arteixo

El Concello reparte recipientes para la reutilización de material orgánico en viviendas || Esta iniciativa busca reducir la basura que llega a los contenedores

Iván Aguiar 08.02.2020 | 20:41

Uno de los participantes en el programa, Yago García-Garabal, con su compostador.

Uno de los participantes en el programa, Yago García-Garabal, con su compostador. Arcay/Roller Agencia

El programa de compostaje doméstico del Concello de Arteixo ya está en marcha desde hace unas semanas. Participan cerca de un centenar de vecinos, que ya han recibido el material necesario para dar sus primeros pasos en esta iniciativa, que está dirigida a personas que posean viviendas unifamiliares con una zona verde y que forma parte del nuevo sistema de recogida y tratamiento de basura municipal.

El Gobierno local realizó tres cursos el pasado mes de diciembre a los que pudieron asistir los residentes para recibir formación sobre cómo elaborar un compost de calidad. Posteriormente, estas personas recibieron los compostadores.

Uno de los vecinos que se apuntó al programa fue Yago García-Garabal, que es natural de A Coruña y que actualmente vive en O Rañal. Es un técnico informático que se quedó en paro y se vinculó al mundo de la agricultura. Decidió apuntarse a uno de los cursos que el Concello realizó. En concreto, fue al del centro tecnológico. Hubo otros dos en Meicende y en Armentón.

García-Garabal relata que fue al curso para “adquirir más conocimientos” y que allí le quedó claro que la mejor forma de hacer compostaje es con un recipiente cerrado. “Es el compostero bueno”, afirma.

El compostaje es un proceso biológico mediante el cual los microorganismos actúan sobre la materia rápidamente biodegradable (restos de cosecha, excrementos de animales y residuos urbanos), permitiendo obtener un abono para la agricultura. En el caso de este vecino de O Rañal, el producto que se forma en este proceso lo puede usar para su huerto, en la parte de atrás de su casa, y para sus plantas de interior.

Este residente arteixán explica que para lograr un buen compost es necesario una primera capa de “material orgánico” y que después debe emplearse “una doble capa de material seco estructurante”, es decir, restos de podas triturados. También asegura que para lograr esto último, el Ayuntamiento tiene previsto facilitarles los restos del punto limpio.

Yago García-Garabal es monitor en diversas actividades relacionadas con huertos ecológicos. Imparte cursos para niños en el Aula da Natureza, en el colegio Ponte dos Brozos y en asociaciones. Sus experiencias las recoge en su web yagogarabal.com.

El objetivo de esta iniciativa es “reducir el transporte de la fracción orgánica a la planta de tratamiento, emplear el compost producido como abono” y “sensibilizar y formar a la ciudadanía” sobre el medio ambiente, según explicó el Gobierno local al anunciar la celebración de los cursos. El Concello busca reducir la cantidad de orgánico que llega a los contenedores.

———

Huertos urbanos para socializar y concienciar

Yago García es el monitor de Ecos do Sur que ayuda a cultivar en Monte Alto, una iniciativa que le gustaría que se extendiese por toda la ciudad

Ana Carro A Coruña 29.08.2017 | 09:54

Huertos urbanos para socializar y concienciar

Huertos urbanos para socializar y concienciar

Los huertos de Monte Alto son cuidados por personas con dificultades que buscan una actividad para distraerse. Yago García los dirige gracias a los conocimientos que ha ido adquiriendo desde 2009, cuando decidió dedicarse a cultivar alimentos. “Siempre le doy las gracias al huerto porque me hizo cambiar la vida”

No es necesario hacer cambios muy drásticos para adoptar un nuevo modo de vida. Si no que le pregunten a Yago García. Este técnico en Informática decidió en 2009 dejar de lado los ordenadores para cultivar sus propios alimentos, motivado por su pasión por la cocina. Ocho años más tarde, es el monitor de uno de los tres huertos que se encuentra en Monte Alto, gestionado por la ONG Ecos do Sur. Los otros dos pertenecen a Proxecto Cárcere y la Asociación de Vecinos de Monte Alto.

En esta iniciativa, que ha impulsado el Concello, participan víctimas de violencia de género, desempleados e inmigrantes. “Son actividades terapéuticas y de socialización. Un huerto podría ser un punto de reunión”, comenta. Le gustaría que la ciudad tuviese más zonas como esta, en la que se plantan cebollas, tomates, remolachas, lechugas y zanahorias, entre otras cosas. “Los productos se los lleva la gente que los trabaja o la ONG, para que los reparta entre la gente necesitada”, explica.

Para Yago García, el esfuerzo de mantener un huerto merece la pena por disfrutar de la “sensación de comer los productos” que uno mismo ha cuidado. Advierte de que no es una tarea sencilla pero “con ilusión y ganas” se puede conseguir. “En 2009, me dejaron un espacio de un jardín en una casa de la familia de mi mujer y me empecé a enganchar. Empecé cultivando sin tener ni idea y estuve a punto de abandonar”, recuerda. Perdió tres años entre plagas hasta que dio con el método Parades en Crestall. “Me llamó la atención porque hablaba de mínimo consumo de agua, mínimo mantenimiento y máxima productividad”, señala. Así se puso manos a la obra y en 2011 decidió trasladar su vivienda al campo. “El primer año estábamos allí regando y la sensación de venir a A Coruña a buscar donde aparcar y a dormir en el cuarto piso no era lo mismo”. Yago y su mujer se instalaron en Arteixo, cerca de la playa, y allí formaron su familia. “Siempre le doy las gracias al huerto porque me hizo cambiar la vida”, confiesa.

Ahora quiere transmitir esa pasión a otras personas, no solo a los que participan en la actividad de Ecos do Sur. “Creo que es algo que está súper en auge y es necesario porque somos lo que comemos. Esto tendría que ser una asignatura en el colegio para concienciar a los más pequeños”, manifiesta.

Para dejar constancia de su evolución, Yago García decidió abrir el blog Sensaciones gastronómicas. “Es un diario para mí, para tener registrado todo lo que hago. No tengo publicidad”, explica. Es un ejemplo de que querer es poder. “Si yo lo estoy consiguiendo, todos lo pueden hacer”. Es una manera de difundir sus actuaciones, que espera que ayuden a que la ciudad tenga cada vez más huertos. “No hace falta mucho espacio, también se puede cultivar en terrazas o balcones”, señala y añade: “Pero hay que plantar de todo. También aromáticas y flores, que combaten las plagas”. Para los que quieran dar sus primeros pasos en este mundo, según Yago, “lo más sencillo” es cultivar lechugas.

Fuente: La Opinión
Redactora: Ana Carro

http://www.laopinioncoruna.es/coruna/2017/08/29/huertos-urbanos-socializar-concienciar/1212363.html

———————————————————————————————————————————————————-

‘Masterclass’ para cultivar en casa

29.08.2017 | 00:41

'Masterclass' para cultivar en casa

‘Masterclass’ para cultivar en casa víctor echave

Además de la experiencia y de investigar por internet, Yago García cuenta con un curso de agricultura ecológica. Su idea es, a partir de septiembre, impartir clases intensivas en su huerto de “conocimientos básicos para empezar”. “Quiero gente súper interesada pero que tenga miedo de empezar”, dice. También cuenta con un proyecto de crear huertos ecológicos o macetohuertos. “Me dedico a guiarlos y así es más fácil. Que no les pase como a mí, que no tenía ni idea y perdí tres años”, concluye.

Fuente: La Opinión
Redactora: Ana Carro

https://www.laopinioncoruna.es/coruna/2017/08/29/masterclass-cultivar-casa/1212362.html

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close